Conocimos la "Sala Cultural y de Estudios de Manga Irodori" en el Jardín Botánico de Viña

A cinco meses de su inauguración, tuvimos la posibilidad de conocer la "Sala Cultural y de Estudios de Manga Irodori", ubicada en el Jardín Botánico de Viña del Mar, un proyecto de la Corporación Nikkei Región de Valparaíso que surgió en torno a la donación a esta corporación, de más de 4500 libros de manga desde el Museo Internacional del Manga de Kioto. El proyecto Biblioteca Manga contó con el apoyo de la Embajada del Japón en Chile, la Cámara Chileno Japonesa de Comercio e Industria y la Fundación Jardín Botánico Nacional.

Sala cultural y de estudios de manga Irodori, Jardín Botánico Viña del Mar

Conocimos de la existencia de la Sala Irodori un par de semanas antes de que se oficializara la noticia. Al principio pensamos de que se trataba de alguna noticia de dudosa procedencia o de un proyecto que difícilmente se llevaría a cabo. La idea de tener una biblioteca en Chile exclusivamente de manga nos parecía una idea tan lejana como lo está geográficamente Japón con respecto a Chile. Pero la confirmación de que la noticia era real nos llegó directamente de nuestra generadora de contenidos Andrea Ladino quien participa activamente en las diversas actividades de la Corporación Nikkei de Valparaíso. La noticia sin duda fue una de las más emocionantes del primer semestre de 2018: Chile sería el primer país latinoamericano en tener una biblioteca exclusivamente dedicada al manga y, además, donados por el mismísimo Museo Internacional del Manga de Kioto. Finalmente, el día viernes 23 de marzo la Corporación Nikkei Región de Valparaíso inauguró junto a autoridades chilenas y japonesas la primera “Sala Cultural y de Estudios de Manga” de Chile “Irodori” (multicolor), en el Jardín Botánico Nacional de Viña del Mar.


Pero... ¿cómo surgió ésta idea?


El 5 de octubre de 2015 la Corporación Nikkei Valparaíso recibió el ofrecimiento de una donación de más de 4500 libros de manga del Museo Internacional de Manga de Kioto.


¿Cuál es el objetivo de esta donación de literatura manga?


Contribuir en la labor de difusión de la cultura japonesa entre los ciudadanos nikkei, japoneses y toda la comunidad. También se planeó con la idea de construir una sala de estudios de arte e idioma en torno a la colección de manga, para potenciar la experiencia de alumnos de idioma japonés y generar un espacio para el desarrollo de talleres artísticos, intercambio cultural y otras actividades afines a los objetivos de la Corporación Nikkei de Valparaíso.


¿Cómo llegaron estos manga a Chile?


Esta donación contó con el apoyo técnico de la organización Peace Boat quienes transportaron los manga en su crucero Ocean Dream, concretando la donación en el Festival Japón Valparaíso 2016, evento de intercambio cultural realizado con motivo de la visita de PeaceBoat a Chile.


¿Por qué en el Jardín botánico de Valparaíso?


Porque la Corporación Nikkei de Valparaíso lleva años de estrecha relación y trabajo conjunto con la Fundación Jardín Botánico Nacional por lo que se iniciaron las conversaciones para la firma de un convenio que permitiera la construcción de la sala de estudios en este jardín. Este convenio terminaría beneficiando a ambas entidades en torno a la difusión cultural y la atracción de un mayor público.


A continuación dejamos un afiche informativo sobre el proceso de creación y llegada de la donación de manga a Chile por parte del Museo Internacional del Manga de Kioto con al colaboración de la fundación Peace Boat:

Nosotros fuimos y llegamos a la Sala Irodori solo con la información disponible en internet, tanto en el sitio web de la Corporación Nikkei de Valparaíso como la de sus redes sociales, por lo que el facto sorpresa siempre estuvo presente en nuestro recorrido. Es más, ni siquiera habíamos tenido la oportunidad previamente de conocer el Jardín Botánico, por lo que fue una grata visita que contempló mucho más de lo que esperábamos.


Al llegar a la entrada del Jardín Botánico nos encontramos con Fernando Garcia (secretario) y con Haruko Sanchez (directora) de la Corporación Nikkei de Valparaíso, quienes serían nuestros necesarios guías por este gran parque y quienes nos mostrarían todos los elementos japoneses que es posible encontrar allí. Desde ya que agradecemos su acogida a nuestra solicitud y visita.


Después de menos de 5 minutos en automóvil dentro del parque y en dirección sur-oriente fue que nos encontramos con la hermosa y humilde Sala Irodori que nos esperaba con sus puertas abiertas para conocer el gran tesoro que todo amante del manga y de la cultura pop japonesa desea ver:


Antes de entrar a la Sala Irodori ya estábamos emocionados de estar frente a una biblioteca temática de manga única y a punto de conocer una colección de manga donada por el Museo Internacional de Manga de Kioto que viajó más de 17.500 km hacia Chile. Irodori nos daba la bienvenida destacando siempre su labor en cuanto a la difusión de la cultura japonesa, estudio del manga y del idioma japonés:


Debemos de reconocer que la emoción y ansiedad por ver el gran tesoro que alberga la Sala Irodori no nos permitió leer (como corresponde) la interesante infografía que se encuentra por fuera de la sala para contextualizar al visitante. Una vez que nos calmamos y terminamos de hacer nuestro primer recorrido por los estantes de manga, volvimos calmados y les tomamos atención.

Al ingresar encontramos una mesa central con algunos trípticos y volántes informativos sobre diversas actividades y asientos para aquellos que deseen ir a estudiar el material lo hagan en sala. Hay que advertir que, por ahora, el material disponible en Irodori es solo para consulta y estudio en sala, así que advertimos a todos aquellos que deseen investigar sus colecciones de manga que lleven los implementos necesarios para tomar apuntes y/o fotografías.


Los más de 4500 tomos de manga disponibles en varias estanterías ubicadas al interior de la Sala Irodori se encuentran meticulosamente clasificados por edades y no por género. Esta clasificación, nos comenta Fernando, tomó varias semanas en realizarse dada la diversidad de obras que llegaron y también por los diversos géneros de manga que llegaron y para todos los rangos etarios, algunos siendo propiamente para niños y jóvenes (kodomo, shonen y shojo) mientras que otros claramente para adultos (seinen, josei, ecchi y hentai).

Estantería con manga para todas las edades en la Sala Irodori

Además, la “Sala Cultural y de Estudios de Manga Irodori” está llamada a cumplir una misión de carácter educacional y de difusión cultural, por lo que la actual clasificación de los manga sirve también para educar al público no familiarizado con estas obras literarias y, al mismo tiempo, ordenar la bibliografía para todos aquellos que deseen estudiar estos ejemplares. Por supuesto que esta clasificación también es una forma de advertir al visitante y a quienes van acompañados con menores de edad el tipo de contenido disponible que se encuentra en uno de sus estantes.


Pero sin duda que son los manga shonen y shojo los que se roban la atención de los visitantes porque, por ejemplo, es posible encontrar algunos tankubon o tomos manga de obras como Dragon Ball, Dr. Slump, Kochikame, Doraemon, entre otros.


Como la Sala Irodori se presenta, además, como un "puente" entre la cultura japonesa y Chile, es que también es posible encontrar algunas ilustraciones de dos profesionales chilenos que vieron influenciado su estilo de dibujo por el manga, es así como encontramos una ilustración de José Salot (derecha) y de Jorge Appelgren (izquierda)

Recomendamos la visita a la “Sala Cultural y de Estudios de Manga Irodori” a quienes les gusta el manga y la cultura pop japonesa, a quienes deseen poner en práctica su idioma japonés de una forma más amena y didáctica y a aquellos que deseen llevar a cabo alguna investigación ya sea gráfica, visual, estética, temática o cultural sobre el manga. El material y la disposición abunda en la Sala Irodori.



Para finalizar nuestro recorrido por la Sala Irodori, nuestros estimados guías, Fernando y Haruko, no llevaron a recorrer el Jardín Japonés presente en el mismo Jardín Botánico, pero esta información puede quedar para el siguiente artículo de Japonistas Chile.


Agradecemos profundamente el tiempo y acogida que nos dieron Fernando y haruko como representantes de la Corporación Nikkei de Valparaíso y dejamos abierta la puerta para futuras colaboraciones con Japonistas Chile para seguir siendo un puente entre Japón y Chile y entender y difundir la cultura japonesa en Chile.


Links relacionados:

“Sala Cultural y de Estudios de Manga Irodori” en el Jardín Botánico

Proyecto Manga Corporación Nikkei de Valparaíso

Inauguración: Sala Cultural Y De Estudios De Manga "Irodori"

“Sala Cultural y de Estudios de Manga Irodori” (sitio oficial)

Museo Internacional del Manga de Kioto

Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Japonistas en rrss
Publicaciones recientes: