La ballena, de Aldo Berríos

Admito porque me eligieron porque soy un hafu, es decir, un mestizo entre asiático y occidental [1]. Si supieran lo que eso conlleva, de seguro le hubiesen encargado esta tarea a alguien más. Mi sangre está sucia, pues se supone que todavía no encuentro mi lugar en el mundo.

La ballena, Aldo Berríos.


“No hay dos personas que lean el mismo libro” fue la cita con la que quedó inmortalizado el escritor Edmund Wilson. De igual modo, podemos decir que no hay dos personas que sufren el mismo dolor. Ese es el caso de la historia central de La ballena, novela ambientada en Japón y escrita por Aldo Berríos, autor no ajeno a las temáticas niponas: en 2018 fue uno de los ganadores del Primer Concurso Nacional de Haikus sobre flora y fauna chilena, organizado por Librería del GAM, Liberalia Ediciones y el Instituto Cultural Chileno Japonés [2].


El protagonista de La ballena es un mestizo chileno-japonés, probablemente el primer hafu que se declara como tal en aparecer en la historia de la literatura nacional. Algo nada menor para una hafu chilena que ha luchado en encontrar su propia identidad en medio de dos culturas –geográfica y emocionalmente– tan distantes la una de la otra. Este detalle que para muchos puede sonar a anécdota, para los que nos identificamos bajo esta identidad guarda un significado especial y que cambia por completo la perspectiva con la cual nos enfrentamos a la novela.

La trama gira en torno a Aokigahara, el llamado bosque de los suicidas de Japón, un lugar que raya entre lo sagrado y lo maldito, poblado de leyendas macabras y mitológicas, en gran medida, por ser el punto elegido por muchos atormentados para poner fin a la vida. Nuestro protagonista, un hombre abrumado por la pérdida trágica de su hijo adolescente, viaja hasta el país en donde reposa la otra mitad de sus raíces para internarse en este bosque en una misión periodística que a todas luces no es tal. Su misión es otra, una menos morbosa, más cercana al misticismo, pero llena de dolor.


El relato es en primera persona, por lo que el protagonista nos cuenta, oculta y adapta la realidad a su antojo. No nos dice su nombre, pero sí desliza su hafuneidad para justificar ciertas acciones. Es un ser lleno de contradicciones, que declara sentirse ajeno a Japón, pero que de alguna manera necesita ingresar en lo profundo de sus sombras para encontrar el rumbo que perdió en un determinado punto de su existencia. Internarse en el espeso y húmedo Aokigahara es quizás el último resquicio desesperado para recobrar el equilibrio. No obstante, es una jugada no exenta de riesgos. El suicidio de su hijo y el odio que se profesa a sí mismo actúan como faro para los seres oscuros que habitan en el bosque, dando lugar al continuo enfrentamiento entre la rigurosidad del folklore japonés y la reticencia occidental.

Acá descubrí que mi naturaleza tiene muchas aristas.

Me faltaba compenetrarme con ellas.


Hafuneidad: contrariedad y encuentro


La ballena es una novela fantástica oscura editada por Áurea Ediciones (2020) cuyo protagonista vaga en tierras lejanas e impropias, impulsado por una inmersa ola de rabia. Y aunque esboza temas sumamente delicados como la depresión y el suicidio – en especial, el suicidio en la adolescencia– está lejos de ser una novela de autoayuda o superación personal. No tendría por qué serlo, por lo demás.


Uno de los puntos fuertes de la historia es precisamente el detalle anecdótico, pero que actúa de puente entre lo occidental y la cultura japonesa: la condición mestiza del protagonista, su hafuneidad. Sin embargo, no hablo de la celebración u orgullo de ser descendiente japonés; por el contrario, Berríos da en el clavo al poner en relieve muchas de las problemáticas emocionales que tenemos los hafu a lo largo de la vida. Las contrariedades que componen la personalidad del protagonista, así como también los sentimientos de apatía y soledad a causa de no sentirse parte de un todo, son expresadas por el autor con maestría y con una profundidad que nada tiene que envidiar a la que encontramos en la literatura japonesa tradicional. Y si bien, el protagonista viaja físicamente a Aokigahara para lograr entender su lugar en el universo –en una aventura a ratos asfixiante–, muchos de los que nos hemos sentido a medio camino entre dos culturas hemos realizado un viaje con el mismo peso emotivo hacia nuestro interior para lograr el encuentro equilibrado de nuestras raíces [3].

Está claro que todos nos enfrentamos al dolor de diversas formas. Mientras algunos depuran este sentimiento con rabia, venganza u odio, otros caen en el pozo profundo de la tristeza. Los protagonistas de La ballena –humanos, demonios, dioses y fantasmas– no actúan diferente a esta regla, y al igual que ellos, cada uno de nosotros tarde o temprano peregrinamos hasta nuestro propio bosque infernal y lidiamos con nuestros propios demonios, sean estos japoneses o no.


Igualmente, es refrescante encontrar una novela chilena con tintes niponas en donde no nos llenen de clichés y lugares comunes: es satisfactorio que no haya adornado el relato inútilmente con un pariente lejano samurái o una bisabuela geisha excesivamente hermosa. Es más, que el protagonista deteste la comida japonesa y no se sienta perteneciente de la cultura de este país, pero que a conciencia haya logrado entender su naturaleza en un lugar tan inhóspito y sumamente arraigado al corazón de Japón crea cercanía, habla de mis propias contradicciones y coincide en parte con mi historia. Pero por sobre todo, La ballena es un libro que nos habla del amor a partir del dolor inconmensurable. Y de las batallas internas, a veces diarias, que debemos dar para encontrar sentido a esta vida, sin esconder lo que somos, sino más bien, entendiendo que nuestra naturaleza no tiene porque ser homogénea.


 

Ficha técnica:

Título: La Ballena

Autor: Aldo Berríos

Editorial: Áurea Ediciones

Año: 2020

Número de páginas: 130



















 

Notas:


[1] Aunque el término hafu hace referencia al origen mestizo de una persona, el vocablo nace y se emplea en Japón para designar a una persona étnicamente mitad japonesa y mitad extranjera (pudiendo esta ser también de origen asiático distinto de Japón).

[2] https://liberaliaediciones.com/blog/conoce-los-ganadores-del-primer-concurso-nacional-de-haikus

[3] https://www.lector.cl/aldo-berrios-la-idea-era-crear-un-libro-emocional-compacto-y-bien-pulido/


Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Japonistas en rrss
Publicaciones recientes: