top of page

Réquiem seguido de Las voces de Hiroshima, las memorias de Hara Tamiki

Mi vida acaba de empezar. Quiero seguir buscando. ¿Lamentos? ¿Habrán sido lo único hermoso en mi vida?


Hara Tamiki esperó acostado en las vías del tren, entre las estaciones Kichijoji y Nishi-Ogikubo de Tokio, un 13 de marzo de 1951. Tenía 46 años. De esta drástica manera puso fin a una vida siempre inestable. Perdiendo toda fe en la humanidad, el escritor se despedía de este mundo, luego de una juventud turbulenta, el fallecimiento de su esposa y el trauma de sobrevivir al ataque nuclear de Hiroshima el 6 de agosto de 1945. Hara conoció de primera fuente el lado más oscuro del ser humano y ante esto no es sorpresa que los textos que se recogen en Réquiem seguido de Las voces de Hiroshima de Editorial Noctámbula posean una sobrecogedora carga dramática. En alrededor de 120 páginas y quince relatos, los cuales son imposible leerlos de un tirón, el escritor entremezcla su duelo personal y el de la humanidad. A veces como si fuera un ensueño, en otros, claramente una pesadilla.


Hara nació en Hiroshima en el seno de una familia acomodada. Antes del bombardeo, ya había publicado algunos textos en revistas literarias de la época, influenciado por recuerdos de infancia, la muerte (posiblemente la de su padre y hermana mayor) y pensamientos oníricos. Y es nuevamente la muerte que lo insta a escribir. Nagai Sadae, quien fuera su esposa por once años, fallece un año antes de la tragedia de la bomba atómica. Era Nagai quien más adoraba la escritura de Hara y fue ella quien la impulsó a seguir en el camino de la literatura.


Hara y Nagai

Luego, la muerte nos separó y me topé con la tragedia de Hiroshima. Quizás recordarla haya sido lo que me sostuvo a mí y mi literatura dentro de esa prolongada desdicha. Deseo también así dejar un escrito como testimonio de aquello.


Cuando Little Boy impactó Hiroshima a las 8:45 de la mañana del lunes 6 de agosto de 1945, Hara vivía con su hermano mayor y su familia en Kamiyanagi-cho, actual Nobori-cho, a un poco más de un kilómetro de la zona cero. Sobrevivir en esas condiciones fue, sin dudas, un hecho extraordinario. Igualmente de extraordinario fue el hecho que el primer escrito que se publicó en Japón sobre lo ocurrido en Hiroshima fue una nota de autoría de Hara, hito que sería crucial en la Literatura de la bomba atómica o Genbaku bungaku. Seis páginas en katakana marcarían el comienzo de esta nueva narrativa.


Muerte, amor y soledad


Réquiem seguido de Las voces de Hiroshima es una selección de textos que giran en torno al bombardeo atómico a manos de un sobreviviente. Pero lejos de encontrar el espíritu de lucha y resiliencia, un estereotipo inagotable de la cultura japonesa, Hara nos muestra el lado más visceral y humano luego de experimentar una gran tragedia.


Quiero pasármela llorando, oculto en alguna parte, en la profundidad del bosque en algún cerro. Solo, hasta el día de mi muerte, hasta el día de mi muerte.


Dolor, ruinas, fantasmas, hastío, lamentos, muerte y soledad son solo algunos de los tópicos que explora libremente. Hara no escatima en descripciones al momento de escribir sus penurias y depresiones. No son pocas las veces que desea salir arrancando, correr y ocultarse de todos. Para vivir resistiendo este infierno, se requiere de un amor y una paciencia infinitos, comenta al final del texto “Voluntad de paz”. Esta declaración marca, quizá, el destino de su propia vida. Hara perdió a su esposa en 1944 y la paciencia años más tarde, al iniciarse la guerra de Corea y percibir el posible uso una vez másde armas nucleares en un conflicto bélico. No obstante, mientras duró su periodo de resistencia, Hara documentó la tragedia de Hiroshima con honestidad y sensibilidad. Repasando su ruina personal hasta la comunitaria, por no decir, mundial.


Su mensaje para la humanidad es un canto trágico y apesadumbrado de las consecuencias de la guerra y que Hara decidió plasmar en tono poético. Sin dudas, el poeta de la muerte, amor y soledad.


 

Referencias:


Matthew, D. A. Y. (s/f). Reading atomic bomb literature as a source of truth. Core.ac.uk. Recuperado el 17 de abril de 2023, de https://core.ac.uk/download/pdf/234563737.pdf


Treat, J. W. (1988). Atomic bomb literature and the documentary fallacy. The journal of Japanese studies, 14(1), 27. https://doi.org/10.2307/132530

 

Réquiem seguido de Las voces de Hiroshima, 2022

Editorial Noctámbula

Traducción directa del japonés por Juan Luis Perelló

Páginas: 122

Comments


Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

Japonistas en rrss
  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Publicaciones recientes:
bottom of page