El nacimiento del sake

¿Habrá algo que represente mejor el espíritu japonés que el sake? Mi amiga japonesa dice que no y yo le creo.

Los orígenes de esta bebida se remontan al periodo Yayoi, por allá en los años 300 d.C cuando se desarrolló el cultivo de arroz en campos húmedos en el territorio que hoy es Japón, cambiando así por completo la vida que llevaban hasta ese entonces los habitantes de esta zona geográfica. Es así que el sake fue, es y será un integrante más de suma importancia en la historia y cultura de Japón.

La elaboración del sake es algo vivo. Si lo comparas con los humanos sería como tener un hijo, con este manifiesto comienza el documental El nacimiento del sake, disponible en Netflix y que en esta ocasión recomiendo ver especialmente a aquellos que deseen conocer el otro Japón.

Este documental nos muestra la vida de la destilería Tedorigawa ubicada en la prefectura de Ishikawa. Sin embargo no es una destilería común y corriente. En Tedorigawa desde hace más de 140 años, es decir desde el mismísimo periodo Meiji, que fabrican el sake al estilo tradicional. En un país altamente automatizado y tecnológico, y por increíble que parezca, aún hay un pequeño grupo de artesanos que se encierran por seis meses para dar a luz un sake único. Y cuando digo encerrarse por seis meses, es completamente literal. Estos hombres están las 24 horas pendientes de cada proceso para elaborar esta bebida. Es por ello que deben convivir como una verdadera familia, no por nada el lema de Tedorigawa es la armonía destila buen sake. En todo ese periodo no existen las celebraciones familiares, las reuniones con amigos, las fiestas de año nuevo o de cumpleaños. Una paradoja si se piensa en que japoneses beben precisamente sake en las festividades más importantes.

Pero si bien el sake es el licor nacional de Japón, la industria es cada vez más pequeña. Desde la década de los 70 el consumo de este alcohol ha decaído considerablemente. Si a principios del siglo XX existían más de 4600 destilerías, hoy con suerte sobreviven unas 1000. Y dentro de una cifra mucho menor se encuentra Tedorigawa, un lugar donde hacer sake aún es considerado un arte.

En el documental El nacimiento del sake nos encontramos cara a cara con el Ura Nihon, el Japón de atrás o el que da la espalda. Ese que generalmente no sale en los noticieros cuando se habla de los avances tecnológicos. Y acá quiero que quede muy claro que cuando describo a Ura Nihon en ningún caso me estoy refiriendo a esta región cercana al Mar de Japón de manera despectiva, pese a las connotaciones negativas que aún están arraigadas al término. Personalmente creo que es en el Ura Nihon donde todavía podemos apreciar el Japón tradicional, el que guarda los mejores secretos.

En esta destilería conviven diez hombres. Algunos ya están llegando a los 70. Otros pocos están entre los 20 y 30 años. Claramente están los que trabajan por devoción al arte de hacer sake y los que no les quedó otra opción que trabajar allí. Es el Ura Nihon en todo su esplendor. Ese donde no abundan los buenos trabajos y donde las condiciones climáticas no son del todo amables. Pero es donde encontramos pequeñas grandes joyas como el sake de Tedorigawa.

El documental, que fue proyectado en el prestigioso Festival de cine de Tribeca y que ha obtenido varios premios por su impecable factura, dura aproximadamente una hora y media y como ya mencioné anteriormente está disponible desde hace un par de meses en la plataforma Netflix. Recomiendo majaderamente que lo vean y lo disfruten, y mientras antes lo hagan mejor ya que este tipo de documentales, misteriosamente, duran muy poco en la aplicación (lamentablemente Jiro Dreams of Sushi, otro documental japonés muy interesante, ya no está disponible en este servicio streaming).

Para mí es un poema visual. O mejor aún, un haiku. Uno que empieza con la blancura e insipidez de la nieve y termina con la blancura y dulzor embriagador del espíritu de Japón. Espero que muchos terminemos estas fiestas que se avecinan brindando con un delicioso sake.

乾杯! (Kanpai!)

Datos técnicos: Nombre: El nacimiento del sake (The Birth of Saké) Director: Erik Shirai Año: 2015

Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Japonistas en rrss
Publicaciones recientes: