Botchan, de Natsume Soseki

Volvemos con una reseña literaria de Natsume Soseki, esta vez, con Botchan. Este libro tiene un carácter sumamente simpático, un leve tono de humor y sátira que solo el ingenioso Soseki nos podría entregar. Un libro breve, divertido y que juramos no podrás dejar de leer hasta que lo termines.


Sobre el libro


El libro cuenta la historia de Botchan, un joven acomodado con una compleja situación familiar. Por esta razón, el protagonista debió estar bajo los cuidados de una sirvienta llamada Kiyo, quien es, de hecho, el personaje que lo apoda como Botchan.


Por cosas de la vida, luego de concluir sus estudios en la Escuela de Ciencias de Tokio, deja su vida en la capital y se muda a la provincia de Matsuyama, donde consigue un puesto como profesor de matemáticas. Es aquí donde comienzan los problemas, pues nuestro protagonista, como originario de Tokio, tendrá varios contratiempos para adaptarse a la vida de pueblo, una vida más sencilla y mucho más pequeña, donde las historias y rumores se esparcen como el mismo aire. Es así como la mejor forma de sintetizar el contexto es a través del dicho “pueblo chico, infierno grande”.


Una vez que inicia su camino como maestro, lo primero que hacen sus estudiantes es molestarle y ponerle apodos graciosos, junto con jugarle malas pasadas que terminan por hartar al pobre profesor nuevo de la escuela. Por otra parte, su interacción con el resto de los y las trabajadores en el colegio no es precisamente amena, todo lo contrario, la gente a su alrededor lo observa como un bicho raro y lo marcan como un “tokiota puro” por su comportamiento. Como si esto fuera poco, Botchan deberá enfrentar a personajes que él mismo describe como “canallas”, “manipuladores” y “mentirosos”.


Sobre los personajes


Botchan, nuestro querido narrador, es un joven que representa el más puro espíritu de Tokio, incapaz de adaptarse por completo a la vida de pueblo. Junto con ello, tiene una actitud directa, como si fuera el dueño del mundo, que al principio puede darnos una mala percepción de él, pero a medida que la novela transcurre, nos damos cuenta de que no es el villano de la historia.


Kiyo es una mujer que trabaja en la residencia de Botchan y quien siente gran afecto por el protagonista y viceversa. No es un personaje demasiado nombrado en la obra, pero laa cual Botchan recuerda constantemente.


Personajes del colegio


En su mayoría los personajes reciben apodos por parte de Botchan, lo que hace la novela divertida y humorística.


Tanuki, director de la escuela donde trabaja el protagonista.


Camisa roja, jefe de profesores quien siempre viste una camisa de ese color. Este personaje se presenta de forma amena al inicio, pero poco a poco se ve el carácter malicioso y falta de moral en su persona.

Bufón, a quien se le considera un payaso y cómplice de camisa roja.


El Calabaza, profesor de literatura china de aspecto verdoso que le da honor a su apodo.


El Puercoespín, profesor encargado de matemáticas, quien es calvo. Hacia el final, Botchan y el Puercoespín se convierten en buenos aliados para triunfar contra el mal.


Sátira y crítica

Sabemos que Soseki es un autor que se las ingenió para dejar fuertes mensajes sobre la apreciación que tenía del período Meiji (1868-1912) y Botchan no es la excepción. Lo que plasma aquí, es, en primera instancia, una sátira sobre cómo la gente de provincia o pueblo veía a las personas originarias de Tokio. Esto se aprecia claramente en cómo la gente de pueblo tiene prejuicios sobre Botchan desde su llegada y la forma en que es catalogado por los ojos de los demás, incluso por sus compañeros de trabajo, quienes le recalcan constantemente “está bien para venir de un tokiota”.


En segunda instancia, ocurre algo muy similar sobre cómo Botchan observa a los personajes y al pueblo mismo. Constantemente hace comparaciones de las cosas que ocurren allí y recalca que “esto no sucedería en Tokio” o “esto en Tokio a nadie le importaría”. Además, Botchan deja en claro que el pueblo carece de “modernidad y sofisticación”. Estas diferencias en el Japón de Meiji (1868-1912) eran notables, sobre todo porque Tokio se convirtió en el centro absoluto de la modernización y del progreso. De este modo, mudarse desde una provincia a Tokio era un avance, mientras que mudarse desde Tokio a una provincia era retroceder.


En tercer y último lugar, tenemos la crítica hacia la academia y la moralidad que Soseki siempre deja ver, pues en Meiji (1868-1912), el conocimiento y la buena posición académica, a los ojos del autor, estaba sobrevalorada. Esto queda claro con personajes notables y moralmente con una buena imagen, pero que a las espaldas del resto hacen de las suyas sin preocuparse de su mal actuar.


Impresión personal y conclusión

Este libro es uno de los que ha llamado mi atención, pues Soseki tiene ese carácter de profundidad, espesura, emocionalidad y sentimentalismo para narrar con maestría obras como Kokoro. No obstante, en Botchan ocurre todo lo contrario, tenemos una obra fácil de leer y de apariencia superficial que incluso puede hacernos pensar, ¿esto realmente lo escribió Soseki?, no porque sea un mal libro, sino porque parece algo lejano o incluso novedoso para quienes nos enfrentamos a sus otras obras.


Sin embargo, debo decir que es un libro ingenioso y muy ameno de leer, en donde se producen cambios y que juega con nuestras impresiones a cada momento. Despierta ese sentido de curiosidad que nos mantiene atentos todo el tiempo, solo con ganas de saber qué sucederá.


En conclusión, es un libro que vale la pena leer para conocer más sobre la versatilidad del autor y no se dejen engañar, ¡no porque sea de un tinte más humorístico deja de tener un gran trasfondo social!

 

Contraportada:

Botchan es un indiscutible clásico de la moderna literatura japonesa y, desde hace más de cien años, una de las novelas más celebradas por los lectores de aquel país. Considerada el Huckleberry Finn nipón, y comparada también con El guardián entre el centeno, narra las aventuras de Botchan, un joven tokiota descreído y cínico, alter ego de Soseki, al que mandan como profesor a una escuela rural situada en la remota isla de Shikoku. En su nuevo destino pronto se topará con una serie de insólitos personajes, como el jefe de estudios «Camisarroja» o el «Calabaza», un triste profesor de ciencias de aspecto enfermizo y ánimo sombrío. Pero sobre todo se verá obligado a hacer frente a una auténtica caterva de fieros alumnos asilvestrados, que se consagrarán a hacerle la vida imposible.Perspicaz y penetrante, tierna y diferente, Botchan es una de las más hilarantes y entretenidas novelas japonesas de todos los tiempos.


“Los personajes de Soseki nos ofrecen una nueva definición de lo que es el humanismo”

(Kenzaburo Oe)

 

Ficha técnica:

Título: Botchan

Título original: 坊っちゃん

Autores: Natsume Soseki

N° de páginas: 229

Editorial: Impedimenta

Fecha de publicación 17°: 2018





Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Japonistas en rrss
Publicaciones recientes: