El infierno de Tomino: la verdadera apariencia de la maldad

Suehiro Maruo es un artista de manga japonés nacido el año 1956. Es reconocido en el mundo de la ilustración por su estilo ero-guro, término que refiere a la combinación del erotismo y la violencia. Su arte se caracteriza por ser sumamente explícito y detallado, dando por resultado composiciones complejas, shockeantes y cautivadoras.



En 2014 comenzó la publicación de su manga El infierno de Tomino. En él se desarrolla la historia en torno a dos hermanos mellizos, Tomino y Katan, quienes son abandonados por su madre y dejados al cuidado de su tío y familia, quienes se dedican a la crianza de gusanos de seda. Despreciados y maltratados por esta familia, los hermanos terminan siendo nuevamente abandonados, o mejor dicho, vendidos al dueño de un circo de freaks en el barrio de Asakusa.


En aquel circo trabajan tanto adultos como niños, que cuentan con diversas anomalías como enanismo, crecimiento de vello excesivo, extremidades múltiples, etc. A medida que el manga avanza, éste se va adentrando en un poco en las historias de vida de los personajes miembros del circo. Pronto conocemos que todos ellos comparten pasados similares a los de Tomino y Katan, un pasado marcado por la violencia, el abandono y el desprecio.



Contrario a la apariencia extraña y chocante de estos personajes, sus circunstancias de vida compartidas los llevan a que nazca dentro de ellos un sentimiento de profunda camaradería y amistad. Es en este circo de freaks, lleno de completos desconocidos y personas despreciadas por la sociedad, donde Tomino y Katan conocen por primera vez lo que es el cariño, la amabilidad y el cuidado.


Pero en un manga creado por la mano de un artista como Suehiro Maruo, las cosas no podían ser tan color de rosa.


De este punto en adelante, Tomino y Katan continuarán sufriendo diversas desdichas, producto de la vulnerabilidad en la cual se ven inmersos al ser niños en situación de orfandad. Los adultos “a cargo” no los ven sino como un negocio, una mercancía de la cual pueden disponer para lucrar, siempre ingeniando nuevas y crueles formas de mejorar su producto, hacerlo más llamativo, más excéntrico, más lucrativo. El infierno de los mellizos recién comenzará a desenvolverse.



En definitiva, El infierno de Tomino es un museo de la crueldad infinita del ser humano, motivada por la sed de dinero y poder. Pero también, es una muestra del amor y la belleza que se oculta en el interior de quienes menos lo esperamos; de los injustamente despreciados, maltratados y rechazados.


Es una dura crítica a la deshumanización a la cual como sociedad sometemos a todo aquel que escapa de los moldes de la normalidad. Es una bofetada de realidad que nos recuerda que la maldad existe en los individuos de quienes menos esperamos, independiente de sus circunstancias. Suehiro Maruo nos recuerda que los verdaderos monstruos no siempre son quienes lo parecen.

 

El Infierno de Tomino

Suehiro Maruo

Publicado en español por ECC ediciones

Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Japonistas en rrss
Publicaciones recientes: