En el bosque bajo los cerezos en flor, de Sakaguchi Ango


Para nadie es secreto que el terror japonés es un enigma que no deja de impresionarnos, ya sea por lo escalofriante de sus historias, por su trasfondo psicológico, y, en cierto sentido, por lo bizarro y obsceno de su contenido. En este sentido, En el bosque de los cerezos en flor es la muestra de esta esencia pura que nos intriga, divierte y despierta nuestras ansias sobre saber más. Este título, escrito por Sakaguchi Ango, es un deleite para toda persona aficionada al oscuro mundo del terror japonés.


Sobre el autor

Antes que nada, queremos compartir algunos aspectos globales del autor. Sakaguchi Ango (1906-1955), originario de la ciudad de Niigata tuvo una infancia triste y solitaria que en la adolescencia se convirtió en rebeldía. En 1922 llega a la ajetreada ciudad de Tokio, bañada por una efervescencia cultural y en 1928 comienza a publicar sus primeros relatos de terror con inconfundibles toques grotescos.


Al finalizar la Primera Guerra Mundial, sus escritos inconformistas y rebeldes despertaron el furor de la gente, situándolo como uno de los autores más representativos y originales de la postguerra.


Escribió de forma incesante, hasta que su vida se fue deteriorando debido al uso de somníferos y alcohol. En 1955 muere debido a un aneurisma cerebral a sus 49 años de edad.


Sobre el libro

En el bosque bajo los cerezos en flor encontramos tres relatos. El primero de ellos, es el que le da el nombre al libro, conocido en japonés como Sakura no mori no mankai no shita (桜の森の満開の下). Este cuenta la historia de un bandido que cae preso de una fascinación por una mujer con una afición particular por las cabezas de las personas. El bandido, embelesado por la belleza y el encanto macabro de la mujer hará todo lo posible para complacerla hasta las últimas consecuencias. El relato termina con un final abierto y poético que nos reservaremos para no revelar los detalles esenciales del relato.


A continuación, tenemos la historia de La princesa Yonaga y Mimio, en japonés yonagahime to mimio (夜長姫と耳男). El protagonista del relato es Mimio, un herrero que es convocado por un señor importante de la región junto a otros herreros, para tallar tres estatuas de Buda, las que serán evaluadas por la princesa de la residencia. Hasta aquí no suena tan mal, ¿verdad? No obstante, a medida que la historia avanza, descubrimos el misterio y la perversión de la princesa, la cual, no parece tener límites. Así es como Mimio cae preso de la figura aparentemente angelical de la princesa, de la cual no puede huir. Esta imagen lo atormenta día y noche.


Poco a poco vemos como Mimio va perdiendo parte de su cordura en medio de la desesperación por capturar la atención de la princesa, deseo que se combina con un rencor y resquemor hacia aquella belleza macabra.


El tercer y último relato, titulado El gran consejero Murasaki, en japonés Murasaki Dainagon (紫大納言), transmite la vida de Murasaki, quien aficionado a los vicios y a la compañía de las mujeres un día se encuentra con una doncella de la luna. Esta doncella captura el alma, cuerpo y mente de Murasaki, quien a toda costa pretende profanar la pureza de la doncella, más al no conseguirlo, cae rendido a sus pies. Sin embargo, la historia no termina aquí, ya que Murasaki pierde un valioso objeto que la doncella de la luna necesita para volver bajo el servicio de la princesa de la luna. Este valioso objeto no es nada más ni nada menos que la flauta favorita de la princesa de la luna, y la cual, Murasaki pierde a manos de unos bandidos.


En este punto, Murasaki rendido y con un dolor creciente en su pecho al ser el causante de la tristeza de la doncella que le robó el corazón, hace lo posible por recuperar la flauta, pero parece que el destino tiene preparada una dura lección para la ambición de un hombre que parece no tener fin.


Una obra de culto al terror


La narración y el libro en sí son fáciles de leer. Es una lectura fluida, fácil de comprender y que, además, captura la atención de los lectores desde el principio. Junto con ello, para mayor comodidad, los relatos están divididos en capítulos breves, lo que permite dar un espacio de descanso entre cada parte de las historias.

Además de un formato muy cómodo para su lectura, cabe añadir que la obra nos mantiene atentos a cada segundo. Lo cierto es que es una prosa poco predecible, enigmática y con un encanto perverso que infunde en sus lectores una sensación de inmersión profunda mientras se lee la obra.

Si bien el libro, así como sus relatos son cortos, es un disfrute para cualquier amante del terror japonés, de lo grotesco y de lo incompresible. Quisiera detenerme en los elementos abiertos de la obra, pues como ya deben saber, la narración japonesa se caracteriza por su irracionalidad en ciertos momentos y por tener finales abiertos o incomprensibles. Esto se aprecia totalmente en el libro mencionado, pero a diferencia de lo que podemos pensar, no provoca una sensación de vacío, si no que más bien, nos parece un hilo fugaz, hermoso y hasta poético.

Como último punto, cabe mencionar el arte de la portada, donde apreciamos a una hermosa mujer que tiene en sus manos una cabeza. Es una portada hermosa dentro de su terrorífica forma.

En conclusión, si es un libro que está en tu lista de lectura, no pierdas ocasión de leer esta maravillosa obra, que es un deleite para los amantes de la literatura.


¡No te pierdas una de las muestras más puras de la esencia del retorcido y terrorífico mundo del horror japones!


 

Contraportada:

Un despiadado ladrón se ha instalado en las montañas y aterroriza a los viajeros que osan cruzar el solitario paso de Suzuka, un camino poco frecuentado que atraviesa un misterioso bosque de cerezos. Un día, en una de sus habituales fechorías, el ladrón cae rendido ante la arrebatadora belleza de una enigmática mujer y decide llevársela consigo para convertirla en su esposa. Subyugado por su hermosura, el bandido se desvivirá por colmarla de oro y joyas y accederá a trasladarse con ella a la capital. Una vez allí, el deseo irrefrenable de la caprichosa mujer lo sumirá en una vorágine de muerte y locura que solo podrá llegar a su fin de una única forma.

Un relato protagonizado por una mujer fatal en el que la belleza se torna en perversión y el deseo, en violencia.

Una obra de culto del terror japonés.


 

Ficha técnica:

Título: En el bosque bajo los cerezos en flor

Título original: Sakura no mori no mankai no shita (桜の森の満開の下), yonagahime to mimio (夜長姫と耳男), Murasaki Dainagon (紫大納言)

Autores: Sakaguchi Ango

N° de páginas: 152

Editorial: Satori

Fecha de publicación: primera edición publicada en septiembre de 2013


Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Japonistas en rrss
Publicaciones recientes: