Entrevista a Banana Yoshimoto

El año pasado en estas mismas fechas solíamos reunirnos en una pequeña, pero acogedora librería de Ñuñoa para analizar diversos títulos de literatura japonesa. En aquellas ocasiones participaba como segunda al mando del comité de literatura de Japonistas Chile y en la sesión de octubre nos tocó comentar Kitchen, de Banana Yoshimoto, quizá su libro más conocido a nivel mundial.



Aquella sesión fue especial, no solo porque contamos con un buen público, sino porque además era mi cumpleaños. Y pese a que no suelo celebrarlos, ese día hice una pequeña excepción: tal como los protagonistas de Kitchen, el año pasado abandoné mi soledad intrínseca y me permití sentir felicidad por cumplir un año más de vida. Sin embargo, nunca imaginé las repercusiones que este mínimo cambio de ánimo (y aires) tendría para el futuro.


Fue en este contexto que conocí a Javiera Vega, en aquel entonces, participante del club de lectura; hoy, actual miembro de Japonistas. Algo que recuerdo muy bien de esa reunión es una anécdota que nos contó que tenía relación con lo mucho que le gustó Kitchen, tanto que la llevó a escribirle a la autora un email. Lo mejor de todo fue que la propia Banana agradeció su gesto al responderle el correo. Por supuesto que este intercambio de emails me quedó dando vueltas en la cabeza. Si Banana Yoshimoto contestaba los correos, ¿sería posible que nos concediera una entrevista?


Cuando Javiera se integró como miembro oficial de Japonistas el mes pasado sentí que era el momento de salir de mi duda. Sin ocultar nuestras ilusiones, enviamos un mensaje al agente internacional de Banana para solicitar una breve entrevista por escrito. También le enviamos la fotografía que nos sacamos en la sesión-cumpleaños mostrando nuestros ejemplares de Kitchen. No sé si fue ese detalle o Banana es de verdad la persona sensible y gentil como se deja entrever en sus libros, pero al día siguiente ya teníamos una respuesta positiva en nuestro correo.

Fotografía enviada a Banana Yoshimoto, tomada en octubre de 2019 en la librería Qué Leo Dublé Almeyda


Las preguntas que elaboramos con Javiera vienen de nuestra propia curiosidad como lectoras y admiradoras de Banana Yoshimoto, no obstante, creemos tambien que son inquietudes que nacen a partir de una lectura a conciencia de su obra. Agradezco a Javiera por su disposición en trabajar en conjunto para lograr este objetivo que parecía muy lejano. También aprovecho a dar mis sinceros agradecimientos a Catalina González Santibañez, nuestra colaboradora de traducción japonés-español, que hizo posible descifrar las respuestas de Banana.


Como Editora general de Japonistas Chile y encargada del comité literario de la agrupación es un orgullo compartir la siguiente entrevista con todos ustedes.


Andrea Ladino

Banana Yoshimoto y yo: cómo descubrí a mi autora favorita un extraño momento de mi vida


Por diversas razones, siempre creí que no tenía derecho a lamentarme de absolutamente nada. En sí, me considero como una persona afortunada, pero eso no quiere decir que no haya experimentado mi cuota de tristezas y decepciones; aun así, la mayoría de las personas tiende a hacerse la idea de que he navegado por la vida con una facilidad envidiable. Lo que no saben es que, en realidad, soy muy buena escondiendo lo que siento porque siempre se me ha inculcado que hay otras personas que lo están pasando peor.


Cuando Banana Yoshimoto llegó a mi vida yo estaba pasando por uno de esos momentos en que estaba tratando de mantener todo en orden, cuando en realidad nada en mi vida lo estaba. Mi carrera estaba llegando a su recta final y recién venía saliendo de una racha muy oscura. La tormenta había terminado, pero las goteras en mi corazón seguían ahí. Estando en medio de eso, de la nada, me llego la noticia de un libro llamado Kitchen. Y aunque la sinopsis no decía mucho, tuve un presentimiento extraño que me hizo comprarlo el mismo día que supe de su existencia. Decir que me devoré el libro no es para nada una exageración. En menos de dos horas ya estaba leyendo la última página. Sin darme un respiro y ni siquiera pensarlo, lo volví a leer esa misma tarde. La historia era buena y la escritura también, pero para mí había algo mucho más valioso entre esas páginas. Era como si por fin alguien me dijera que mi dolor, por minúsculo que pareciera en comparación a otros, tenía el derecho de sentirlo, procesarlo e incluso atesorarlo.


Con el tiempo he madurado y ya no soy tan estricta conmigo misma. No digo que todo el crédito pertenece a Mikage y la familia Tanabe y a otros tantos personajes de todos los libros que he leído de esta autora, pero siempre que necesito recordar que el corazón a veces necesita descansar, leo su obra. Más que una fanática, me definiría a mí misma como una persona agradecida. En sus palabras encontré ese pequeño oasis que me dice, “sigue adelante, pero siente lo que tengas que sentir. Cocina, duerme, respira, pero sácalo de tu sistema”.


Dibujo de Javiera sobre el libro Kitchen enviado a Banana Yoshimoto


Gracias a Japonistas hemos podido contactar a Banana Yoshimoto. Cuando me dieron la noticia que había aceptado la entrevista casi lloré. Obviamente no pensaba enfocar las preguntas en mi experiencia personal, pero sentí que era importante compartir la foto de nuestro club lectura cuando analizamos Kitchen. Por alguna razón, quería que ella supiera que su relato había navegado océanos hasta llegar a nosotros y que habíamos conectado con su historia. Si alguien podía apreciar nuestra minúscula gratitud sería precisamente ella. Por eso Banana Yoshimoto es mi favorita. Ella puede ver la belleza en lo pequeño, en lo que los demás desechan como sin importancia. A través de sus palabras me hizo ver que mis penas merecían algo de cariño y siempre estaré agradecida por ello.


Javiera Vega


Entrevista Japonista a Banana Yoshimoto



Responderé de forma breve, ¿sí? ¡Muchas gracias por leerme en un país tan lejano!


1- ¿Qué opina de la situación actual de la literatura en Japón?


A pesar de que han aparecido bastantes lectores jóvenes, la mayoría de las personas se está alejando cada vez más de la lectura, por lo que el gusto por la literatura se está volviendo un pasatiempo cada vez más particular.


2- ¿Qué libros que ha leído últimamente recomendaría?


Ichininsho Tansu (Primera persona del singular[1]) de Haruki Murakami. Un personaje principal que no es muy activo es algo pocas veces visto.


3- ¿Ha leído algo de literatura latinoamericana? Si es así, ¿qué piensa sobre ella?


He leído todas las novelas de Isabel Allende que se han traducido. Describen la realidad como si se tratase de una fábula, lo que me pareció maravilloso. También respeto mucho a García Márquez como escritor.


4- En sus libros los personajes se conectan a través de sueños, percepciones e incluso memorias. ¿Cuál es la razón tras este tipo de comunicación?


Creo que las personas estamos conectadas por un océano inconsciente donde nos es posible comprender lo que sea. Es por eso que suelo retratar momentos que se alejan de la consciencia ordinaria, para que mis lectores puedan acercarse, aunque sea un poco.


5- ¿Por qué cree usted que los temas como la soledad y la incertidumbre explorados en Kitchen y El lago resuenan tan fuerte en tantas personas alrededor del mundo?


Creo que en el fondo todo el mundo está consciente del gran vacío y la soledad que esconde la vida real. El cómo nos relacionamos con esas emociones es algo que no podemos compartir con quienes nos rodean, por lo que creo que son las novelas las que pueden salvarnos.


6- ¿Cree que sus personajes tienen un enfoque intrínsecamente optimista o pesimista cuando se enfrentan a su desgracia personal?


Creo que sí. De hecho, creo que dentro de una misma persona conviven ambos caracteres y salen a la luz según sea la situación. El optimismo no conduce necesariamente a una solución y el pesimismo no significa que vaya a ocurrir algo malo, lo que es un aspecto interesante.


7- Finalmente, ¿puede decirnos algo sobre sus trabajos actuales o futuros?


Ahora mismo estoy desarrollando una serie de fantasía oscura. Será algo como el trabajo de mi vida, por lo que creo que escribiré al menos cinco obras. Todos los personajes son personas extremas, así que resulta fácil de escribir.


También estoy publicando novelas y ensayos de pago en internet[2].


 

Notas:


[1] Colección de relatos cortos sin traducción oficial en español a la fecha. Fue publicado en Japón el 18 de julio del presente año.

[2] Links que Banana Yoshimoto adjuntó en el email:

https://note.com/notes?page=1&magazine_id=83306

https://note.com/notes?page=1&magazine_id=129847

 

Ficha técnica:

Título: Kitchen

Título original: キッチン [Kitchin]

Edición en español: Tusquets

Páginas: 201





 

Traducción japonés español:

Catalina González Santibañez

https://www.instagram.com/wataame.hanabi/

email: catalina.gonzalez.sa@usach.c

Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Japonistas en rrss
Publicaciones recientes: