Nijigahara Holograph: ni coincidencias ni tragedias, solo la fatalidad inminente


Vamos al pasado, al presente, de aquí hacia allá, y finalmente no terminamos por entender muy bien cómo los hechos se van hilando. Que la voz de Dios pregona toda posibilidad dentro de una cajita preciada, que un niño conoce el tedio de la vida y la miseria humana, que una maestra no pueda olvidar lo que vio y no se atrevió a afrontar, que una niña yazca en el hospital por años esperando el momento en que los hechos perversos, de muerte, violación y desesperanza se esclarezcan y permitan que se lleve a cabo los designios vaticinados por una lectura al futuro y un pulular de su alma: el destino, aparentemente inevitable e inquisitivamente profético.


Nijigahara Holograph nos narra un puzzle que parece complejo y disperso, que a la hora de entender la trama nos encadena al pensamiento y al sentimiento tras cada cuadro que va pasando. Es fácil perderse entre la historia, pero también es sencillo encontrarse en el momento en que te das cuenta que toda lectura y todo encuentro no es mera coincidencia. A ratos los personajes parecen distantes entre sí, sobre todo con los saltos temporales en la narrativa, pero a medida que se va leyendo y se va haciendo inevitable el nudo en la garganta por la intensidad y por lo crudo que se va tejiendo, los personajes y las acciones adquieren significado: no hay ningún encuentro, ningún diálogo, ningún cuadro, ni ningún sujeto que esté allí por casualidad, todo sigue el curso de la niña que vio cómo las personas terminaron alimentando al monstruo del pozo.


Y es que no es sencillo darle un resumen a una historia de Inio Asano, cuya generación representa una carga compleja de abordar. Cuando a Asano le entrevistan y admite intentar hacerse cargo de las problemáticas que van surgiendo sincrónicamente en su generación, reconoce un valor importante en lo mental[1], que muchas veces va ligado a tabúes o estigmas de la sociedad. Pareciera que la mirada que Byung-Chul Han de la sociedad de rendimiento, por ejemplo, tuviese cabida en la lectura de mundo que hace el autor de los tiempos que corren[2]. En un mundo donde el estrés y la enfermedad emana desde la depresión o distintos trastornos, Inio Asano retrata historias y personajes que no escapan de su sexualidad, de sus instintos, y de su perversidad. No se censura para mostrar una agresión que no llega al gore, pero que impacta de sobremanera en la percepción del lector en cuanto a crudeza. Imágenes de violaciones, de golpizas, y de asesinato son algunos de los cuadros que se visualizan en obras como Nijigahara Holograph.


Pero si tuviéramos que intentar darle forma, esta historia de Asano es un relato que podemos apreciar en tres grandes planos: el apartado artístico, el simbolismo y la trama circular. No hay que leer hasta el final el manga para darse cuenta del esmerado trabajo de Inio Asano, entre sus escenarios digitalizados llevando la propia fotografía del nipón contemporáneo al papel, y sus trazos detallistas en ciertas ocasiones, hacen que Nijigahara Holograph no sea simplemente una historia interesante, sino que además nos permite apreciarla estéticamente y gozarla artísticamente.


Es cosa de asomarnos en algunos cuadros y apreciar la idea de lo sublime que los románticos ocuparan en su poesía y sus narrativas en épocas anacrónicas, pero que aquí vemos plasmada desde la contemplación de panorámicas que juegan con el apartado visual y muchas veces con el silencio de los globos de textos que nos dejan no tan solo apreciar, sino que también reflexionar la vivencia de los mismos personajes.


Pero creo que el grueso de la importancia en Nijigahara Holograph se lo lleva la trama enrevesada y compleja. Cuando llegamos a las palabras del mismo Inio Asano que muestra su interés en que su obra sea leída por aquellos que no leen manga, por aquel conglomerado de gente que cree que el manga es solo para jóvenes y niños, entendemos lo que hace con sus historias. No escatima en hacernos sentir la sensación de que estamos ante una vileza humana que no solo es ficción, sino que tiene un tinte de realidad. En Nijigahara se asienta el rumor de que vendrá el fin del mundo, y que la chica que profetizó la calamidad del mundo traída por el monstruo del túnel serviría como ofrenda para que el desastre no ocurriese; estos son los motores de la historia.



Nos encontramos a través de la trama muchas metáforas y triangulaciones que nos entregan lo que tenemos que asumir para poder entender este manga, y sinceramente no es fácil. Las casualidades no son tales sino hechos que se van hilando a través de una especie de memento mori que nos recuerda que al final de todo el mundo se tiene que acabar. Entonces vemos las mariposas pululando sobre el pueblo, encontramos a una mujer muerta en el túnel, y nos hacen saber que hay una historia que se va a repetir. Que ciertos mensajeros de Dios parecen peones inevitables del caos del tiempo, y que, junto al efecto mariposa de las líneas que nos va presentando la historia, la crudeza que se muestra tiene su justificación en lo que debe pasar.


No es mi intención dar mayor spoiler sobre la trama, pero sí vengo con motivos de darles una introducción que esclarezca de qué más menos va. Lo categórico sería que fuera una especie de Slice of Life que narra la historia de Suzuki, quien recibe una caja de dios con la que podría hacer realidad cualquier deseo que él quisiese, estando así en distintos momentos a punto de destruir el mundo; pero el ambiente tenso y oscuro nos cuenta algo más que psicológico que un sencillo Recuentos de la vida. Cuando Suzuki es cambiado de escuela se corre el rumor sobre el monstruo del túnel, y producto de ello terminan sacrificando a Arie, estudiante cuya madre es encontrada muerta en el túnel. La historia va haciendo un paralelo entre lo que va viviendo Suzuki, entre la decadencia y considerar a la humanidad como vil y horrenda; y el ambiente que persigue a Arie tras haber quedado por años hospitalizada en coma.



Komatsuzaki, enamorado de Arie, no logra despegarse de sus sentimientos y con el pasar de los años nunca deja de llegar hasta Arie, como si algo le magnetizara a ella después de haber sido despojado y lanzado al túnel producto de una riña con sus amigos que se las dan de bravucones. Y tras Komatsuzaki viene Maki, quien luego de años de la vida en la escuela, sigue sintiendo una atracción hacia su antiguo compañero el cual le ignoraba tras su obcecación con Arie. Y la historia aquí se cierra en círculo, con la presencia del jefe de Maki quien resulta ser hermano de una persona importante para Suzuki en el pasado. Hasta aquí la trama parece sencilla, pero no lo es. Y es importantísimo que el detalle narrativo de Nijigahara es lo que sublima a esta historia. ¿Cómo llega a conectarse la vida de Arie y Suzuki? ¿Cómo Komatsuzaki sirve de puente entre el mundo y Arie? ¿Por qué las líneas se van cruzando? ¿Qué hay detrás del efecto mariposa y la oleada de ellas en el pueblo?


Muchas veces el silencio termina por dar a entender lo que estamos leyendo, pero para terminar de comprender Nijigahara Holograph hay que leerla. Y tras todas esas páginas, luego de verlas y verlas otra vez, se hace imposible no dar cuenta que estamos ante un complejo rompecabezas que nos perforará el corazón y nos mostrará una sociedad rota y perversa. Por ello, te invito a descubrir lo que Nijigahara Holograph tiene para el lector: un mundo que tiene como inevitable destino su propio fin metafórico, tras la tragedia de la condición humana.

 

Nombre: Nijigahara Holograph

Autor: Inio Asano

Páginas: 300

Publicada en Español por Milky Way Ediciones

Sobre Japonistas Chile: 

 

La presente página pretende convertirse en un espacio en donde la difusión cultural académica pueda convivir con todos los demás aspectos de la cultura japonesa en Chile (cultura pop, noticias, eventos, etc.).

 

Los invito a que visiten frecuentemente Japonistas Chile para que estén al tanto de información y eventos sobre la cultura japonesa en nuestro país.

Cualquier información o noticia que quieran compartir lo pueden hacer a través de la zona de contacto de la página o enviando un email a japonistaschile@gmail.com

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
Japonistas en rrss
Publicaciones recientes: